El tesoro escondido de la Santa Misa

Autor: San Leonardo de Porto - Maurizio

Editorial: Ediciones Eutrapelia

Nro. de Páginas: 98

Tamaño: 15 x 21cm

Tapa: Blanda

Idioma: ESPAÑOL

 

SINÓPSIS

Pongo en tus manos este libro, una serie de meditaciones piadosas y sustanciosas (no bobas, como diría Santa Teresa de Ávila) de este gran misionero popular, San  Leonardo. Cuando termines de leerlo no podrás olvidarlo en toda tu vida, porque su mensaje es firme y verdadero: la santa Misa es muy importante para los cristianos.

Está edición es una nueva traducción de los originales italianos; además en un que habitualmente estaba ausente en otras traducciones, en la cual exhorta a los sacerdotes a celebrar cada día la Misa, con el debido decoro, respeto y dignidad, en la en que un simple hombre, consagrado por Dios, pueda realizar esta obra de Cristo, Sumo y Eterno Sacerdote.

En estas páginas aprenderás a participar de un modo que es en verdad activo y fructífero, en un sentido más profundo y verdadero que externo, incluyendo oraciones para hacer la comunión espiritual, no sólo en la Misa sino en algunos otros momentos

¡A Misa!, pero bien.

 

El tesoro escondido de la Santa Misa

$700,00
El tesoro escondido de la Santa Misa $700,00
Entregas para el CP:

Medios de envío

El tesoro escondido de la Santa Misa

Autor: San Leonardo de Porto - Maurizio

Editorial: Ediciones Eutrapelia

Nro. de Páginas: 98

Tamaño: 15 x 21cm

Tapa: Blanda

Idioma: ESPAÑOL

 

SINÓPSIS

Pongo en tus manos este libro, una serie de meditaciones piadosas y sustanciosas (no bobas, como diría Santa Teresa de Ávila) de este gran misionero popular, San  Leonardo. Cuando termines de leerlo no podrás olvidarlo en toda tu vida, porque su mensaje es firme y verdadero: la santa Misa es muy importante para los cristianos.

Está edición es una nueva traducción de los originales italianos; además en un que habitualmente estaba ausente en otras traducciones, en la cual exhorta a los sacerdotes a celebrar cada día la Misa, con el debido decoro, respeto y dignidad, en la en que un simple hombre, consagrado por Dios, pueda realizar esta obra de Cristo, Sumo y Eterno Sacerdote.

En estas páginas aprenderás a participar de un modo que es en verdad activo y fructífero, en un sentido más profundo y verdadero que externo, incluyendo oraciones para hacer la comunión espiritual, no sólo en la Misa sino en algunos otros momentos

¡A Misa!, pero bien.