Historias del Norte Bravo

Autor: Leonardo Castellani

Editorial: Athanasius Editor

Nro. de Páginas: 202

Tamaño: 12,5 x 19,5 cm

Tapa: Blanda

Idioma: ESPAÑOL

 

SINÓPSIS

Pluma dura e inquebrantable

(porque fuerte)

dejando entrever entre sus  líneas la tristeza,

del dolor la profunda hendidura por la iglesia,

 por esta nuestra amada Argentina, por el hombre;

 pero siempre iluminado de esperanza en la natura

(que no es diosa sino obra del Dios Uno también Trino)

 que saliera de la Imagen Verdadera que es el Hijo,

 y por eso, en sí esconde ese deseo de algún día

 alcanzar al Que al principio le dijera:

“Yo te entrego encerrado en tu interior, en lo profundo,

a Mi mismo y de dentro de conduzco a la Parusía

 cuando el Cosmos manifieste plenamente y sin mentiras

la Verdad, la Increada y la que de Ella participa!. 

Castellani:

“He aquí a un verdadero israelita, sin doblez”.

Si en la Iglesia fueran curas como este ¡qué no habían!

Aguardamos anhelantes a que pase la tiniebla,

 y que llegue el esperado Último día en que Cristo

 reinará re fulgurante sobre el mundo.

Sólo entonces Castellani encontrará reconocida su valía,

 amparado a la sombra de María.

 

Historias del Norte Bravo

$680,00
Historias del Norte Bravo $680,00
Entregas para el CP:

Medios de envío

Historias del Norte Bravo

Autor: Leonardo Castellani

Editorial: Athanasius Editor

Nro. de Páginas: 202

Tamaño: 12,5 x 19,5 cm

Tapa: Blanda

Idioma: ESPAÑOL

 

SINÓPSIS

Pluma dura e inquebrantable

(porque fuerte)

dejando entrever entre sus  líneas la tristeza,

del dolor la profunda hendidura por la iglesia,

 por esta nuestra amada Argentina, por el hombre;

 pero siempre iluminado de esperanza en la natura

(que no es diosa sino obra del Dios Uno también Trino)

 que saliera de la Imagen Verdadera que es el Hijo,

 y por eso, en sí esconde ese deseo de algún día

 alcanzar al Que al principio le dijera:

“Yo te entrego encerrado en tu interior, en lo profundo,

a Mi mismo y de dentro de conduzco a la Parusía

 cuando el Cosmos manifieste plenamente y sin mentiras

la Verdad, la Increada y la que de Ella participa!. 

Castellani:

“He aquí a un verdadero israelita, sin doblez”.

Si en la Iglesia fueran curas como este ¡qué no habían!

Aguardamos anhelantes a que pase la tiniebla,

 y que llegue el esperado Último día en que Cristo

 reinará re fulgurante sobre el mundo.

Sólo entonces Castellani encontrará reconocida su valía,

 amparado a la sombra de María.