Iota Unum

Autor: Romano Amerio

Editorial: Ediciones Estrella de Belén

Nro. de Páginas: 676

Tamaño: 16 x 24cm

Tapa: Blanda

Idioma: ESPAÑOL

 

SINÓPSIS

“En mi opinión, es el libro más perfecto que se ha escrito desde el Concilio sobre el Concilio, sus consecuencias, y todo lo que ha sucedido en la Iglesia desde entonces. Examina cada tema con una perfección verdaderamente notable. He quedado estupefacto al ver con qué serenidad discute todo, sin la pasión de la polémica, pero con argumentos irrebatibles.

Uno podría basar un curso entero en este libro, en el pre-Concilio, el Concilio, y el post-Concilio. Les aseguro que no queda mucho en pie. En el epílogo muestra cómo la consecuencia es la disolución de la religión católica. No queda nada. Pero afirma que como la Iglesia no perecerá… debe haber una remanencia; después de todo el buen Dios dijo que la Iglesia no iba a perecer, por lo tanto debe haber un testigo, o un testigo de la remanencia que mantendrá la fe y la tradición” Marcel Lefebvre

 

Iota Unum

$2.250,00
Iota Unum $2.250,00
Entregas para el CP:

Medios de envío

Iota Unum

Autor: Romano Amerio

Editorial: Ediciones Estrella de Belén

Nro. de Páginas: 676

Tamaño: 16 x 24cm

Tapa: Blanda

Idioma: ESPAÑOL

 

SINÓPSIS

“En mi opinión, es el libro más perfecto que se ha escrito desde el Concilio sobre el Concilio, sus consecuencias, y todo lo que ha sucedido en la Iglesia desde entonces. Examina cada tema con una perfección verdaderamente notable. He quedado estupefacto al ver con qué serenidad discute todo, sin la pasión de la polémica, pero con argumentos irrebatibles.

Uno podría basar un curso entero en este libro, en el pre-Concilio, el Concilio, y el post-Concilio. Les aseguro que no queda mucho en pie. En el epílogo muestra cómo la consecuencia es la disolución de la religión católica. No queda nada. Pero afirma que como la Iglesia no perecerá… debe haber una remanencia; después de todo el buen Dios dijo que la Iglesia no iba a perecer, por lo tanto debe haber un testigo, o un testigo de la remanencia que mantendrá la fe y la tradición” Marcel Lefebvre