La restauración de la cultura cristiana

Autor: JHON SENIOR
Editorial: VÓRTICE
I.S.B.N: 
978-9879222799
Nro. de Páginas: 264 
Tamaño: 20 x 14 cm
Tapa: Blanda
Idioma: ESPAÑOL

 

SINÓPSIS

Nuestro Señor explicó en la parábola del Sembrador que su amor crece sólo en cierta tierra, la tierra de la cultura cristiana, que es obra de la música, e incluye las canciones, el arte, la literatura, los juegos, la arquitectura. Son otros instrumentos de una orquesta ejecuta día y noche la música de los que aman; y si alguien desafina, entonces el amor de Cristo no crecerá. Es evidente que hoy, en el mundo moderno, el demonio se ha apoderado de estos instrumentos y ejecuta una danse macabre, una danza de muerte, especialmente a través de lo que Nosotros llamamos “ media”, la televisión, la radio, las grabaciones, los libros, las revistas y los diarios. La restauración de la cultura cristiana en todos sus aspectos espirituales, morales y físicos, exige un cultivo del suelo en el cual el amor de Cristo pueda crecer, y esto significa que debemos repensar nuestras prioridades. John Senior.

 

BIOGRAFÍA

John Senior nació en 1923, en Stamford Connecticut, y creció en la zona rural de Long Island. Realizó sus estudios universitarios en letras en la Universidad de Columbia y se dedicó plenamente a la docencia, enseñando inglés, Literatura Comparada y Literatura Clásica en Bard College,  y en las universidades de Cornell, Wyoming y Kansas. Durante su estadía en la universidad de Cornell, afines de la década de los ‘50, se convirtió a la Iglesia Católica. Quizás la parte más conocida de su vida pública se desarrolló en la universidad de Kansas donde, junto a sus colegas Deniss Quina y Frank Nelick, fundó el controvertido Programa de Humanidades Integrales, que resultó ser instrumento para la conversión de varios centenares de estudiantes y de vocaciones a la vida consagrada. Fue, además, una figura ampliamente reconocida en los medios tradicionalistas del mundo entero,  siendo uno de los pioneros en afirmar el sostenimiento de la tradición católica.  falleció el día de Pascua de 1999 y está sepultado en el cementerio de Nuestra Señora de la Paz,  en Saint Mary, Kansas.

La restauración de la cultura cristiana

$700,00
Sin stock
La restauración de la cultura cristiana $700,00

La restauración de la cultura cristiana

Autor: JHON SENIOR
Editorial: VÓRTICE
I.S.B.N: 
978-9879222799
Nro. de Páginas: 264 
Tamaño: 20 x 14 cm
Tapa: Blanda
Idioma: ESPAÑOL

 

SINÓPSIS

Nuestro Señor explicó en la parábola del Sembrador que su amor crece sólo en cierta tierra, la tierra de la cultura cristiana, que es obra de la música, e incluye las canciones, el arte, la literatura, los juegos, la arquitectura. Son otros instrumentos de una orquesta ejecuta día y noche la música de los que aman; y si alguien desafina, entonces el amor de Cristo no crecerá. Es evidente que hoy, en el mundo moderno, el demonio se ha apoderado de estos instrumentos y ejecuta una danse macabre, una danza de muerte, especialmente a través de lo que Nosotros llamamos “ media”, la televisión, la radio, las grabaciones, los libros, las revistas y los diarios. La restauración de la cultura cristiana en todos sus aspectos espirituales, morales y físicos, exige un cultivo del suelo en el cual el amor de Cristo pueda crecer, y esto significa que debemos repensar nuestras prioridades. John Senior.

 

BIOGRAFÍA

John Senior nació en 1923, en Stamford Connecticut, y creció en la zona rural de Long Island. Realizó sus estudios universitarios en letras en la Universidad de Columbia y se dedicó plenamente a la docencia, enseñando inglés, Literatura Comparada y Literatura Clásica en Bard College,  y en las universidades de Cornell, Wyoming y Kansas. Durante su estadía en la universidad de Cornell, afines de la década de los ‘50, se convirtió a la Iglesia Católica. Quizás la parte más conocida de su vida pública se desarrolló en la universidad de Kansas donde, junto a sus colegas Deniss Quina y Frank Nelick, fundó el controvertido Programa de Humanidades Integrales, que resultó ser instrumento para la conversión de varios centenares de estudiantes y de vocaciones a la vida consagrada. Fue, además, una figura ampliamente reconocida en los medios tradicionalistas del mundo entero,  siendo uno de los pioneros en afirmar el sostenimiento de la tradición católica.  falleció el día de Pascua de 1999 y está sepultado en el cementerio de Nuestra Señora de la Paz,  en Saint Mary, Kansas.