MADRE DE LA MISERICORDIA

Autor: ALFREDO SÁENZ 

Editorial: GLADIUS

I.S.B.N: 978-9876590686

Nro. de Páginas: 135

Tamaño: 13,5 x 20cm

Tapa: Blanda

Idioma: ESPAÑOL

 

SINÓPSIS

“Has oído, Virgen, que concebirás y darás a luz un hijo. Has oído que no será por obra de varón, sino por obra del Espíritu Santo. Mira que el Ángel aguarda tu respuesta: ya es tiempo de que vuelva al Señor que lo envió. También nosotros, condenados a muerte por una sentencia divina, esperamos, Señora, tu palabra de misericordia, expectamus et nos verbum miserationis…

“Virgen llena de bondad, así te lo pide el desconsolado Adán, arrojado del paraíso con su infeliz descendencia. Te lo pide a Abraham, te lo pide David. También te lo piden ardientemente los otros patriarcas, tus antepasados, que habitan en la región de las sombras de muerte; si tú das una breve respuesta seremos renovados y llamados nuevamente a la vida. Lo espera todo el mundo, postrado a tus pies…

“Apresúrate a dar tu consentimiento, Virgen, responde sin demora al ángel, mejor dicho, al Señor, qué te ha hablado por medio del ángel. Di una palabra y recibe al que es la Palabra, pronuncia tu palabra humana y concibe al que es la Palabra Divina, profiere una palabra transitoria y recibe en tu seno al que es la Palabra eterna. Responde verbum et suscipe Verbum, profer tuum et concipe divinum, emite transitorium et amplectere sempiternum…

“Abre, Virgen santa, tu corazón a la fe, tus labios al consentimiento, tu seno al Creador. Aperi, Virgo beata, cor fide i, labia confessioni, viscera Creatori…

Madre de la Misericordia

$600,00
Madre de la Misericordia $600,00
Entregas para el CP:

Medios de envío

MADRE DE LA MISERICORDIA

Autor: ALFREDO SÁENZ 

Editorial: GLADIUS

I.S.B.N: 978-9876590686

Nro. de Páginas: 135

Tamaño: 13,5 x 20cm

Tapa: Blanda

Idioma: ESPAÑOL

 

SINÓPSIS

“Has oído, Virgen, que concebirás y darás a luz un hijo. Has oído que no será por obra de varón, sino por obra del Espíritu Santo. Mira que el Ángel aguarda tu respuesta: ya es tiempo de que vuelva al Señor que lo envió. También nosotros, condenados a muerte por una sentencia divina, esperamos, Señora, tu palabra de misericordia, expectamus et nos verbum miserationis…

“Virgen llena de bondad, así te lo pide el desconsolado Adán, arrojado del paraíso con su infeliz descendencia. Te lo pide a Abraham, te lo pide David. También te lo piden ardientemente los otros patriarcas, tus antepasados, que habitan en la región de las sombras de muerte; si tú das una breve respuesta seremos renovados y llamados nuevamente a la vida. Lo espera todo el mundo, postrado a tus pies…

“Apresúrate a dar tu consentimiento, Virgen, responde sin demora al ángel, mejor dicho, al Señor, qué te ha hablado por medio del ángel. Di una palabra y recibe al que es la Palabra, pronuncia tu palabra humana y concibe al que es la Palabra Divina, profiere una palabra transitoria y recibe en tu seno al que es la Palabra eterna. Responde verbum et suscipe Verbum, profer tuum et concipe divinum, emite transitorium et amplectere sempiternum…

“Abre, Virgen santa, tu corazón a la fe, tus labios al consentimiento, tu seno al Creador. Aperi, Virgo beata, cor fide i, labia confessioni, viscera Creatori…