La Vida Espiritual en la escuela de San Luis María Grignion de Montfort. 

 

Autor: R. P. Antonin Lhoumeau.

Editorial: Lectio

Nro. de Páginas: 387

Tamaño: 15 x 21 cm

Tapa: Blanda

Idioma: ESPAÑOL

 

SINÓPSIS

“Me es grato recordar,  entre tantos testigos y maestros de la espiritualidad mariana, la figura de San Luis María Grignion de Montfort”. (Juan Pablo II). Entre muchos, este santo se destacó por su fervor y su enseñanza de cómo ser verdaderos devotos de María Santísima.

Este libro explica abundantemente el camino de la esclavitud de amor a Jesús por María, cómo profundizar y vivir la verdadera devoción a María.

El autor, el P. Antonin Lhoumeau, “ refleja los escritos de San Bernardo. Poderosa base teológica, unción, carácter práctico, nos enseña la necesidad del recurso habitual a María y la vida de unión con Ella”. Dom. J. B. Chantard, “El alma de todo apostolado” 


 

La Vida Espiritual en la escuela de San Luis María Grignion de Montfort.

$2.200,00

¡10% OFF comprando 1 o más!

Vas a poder aprovechar esta promoción en cualquier producto de la tienda.

La Vida Espiritual en la escuela de San Luis María Grignion de Montfort. $2.200,00
Entregas para el CP:

Medios de envío

La Vida Espiritual en la escuela de San Luis María Grignion de Montfort. 

 

Autor: R. P. Antonin Lhoumeau.

Editorial: Lectio

Nro. de Páginas: 387

Tamaño: 15 x 21 cm

Tapa: Blanda

Idioma: ESPAÑOL

 

SINÓPSIS

“Me es grato recordar,  entre tantos testigos y maestros de la espiritualidad mariana, la figura de San Luis María Grignion de Montfort”. (Juan Pablo II). Entre muchos, este santo se destacó por su fervor y su enseñanza de cómo ser verdaderos devotos de María Santísima.

Este libro explica abundantemente el camino de la esclavitud de amor a Jesús por María, cómo profundizar y vivir la verdadera devoción a María.

El autor, el P. Antonin Lhoumeau, “ refleja los escritos de San Bernardo. Poderosa base teológica, unción, carácter práctico, nos enseña la necesidad del recurso habitual a María y la vida de unión con Ella”. Dom. J. B. Chantard, “El alma de todo apostolado”